Estufa exterior 
Mostrando 1 - 14 de 14

Estufa exterior

Si eres de los que a pesar de llegar el invierno les encanta seguir disfrutando de las terrazas, patios y jardines de los bares y restaurantes, seguro que eres muy fan de las estufas de exterior, capaces de calentarte mientras tomas un café en la calle en pleno diciembre.
Si no sabes de qué hablamos, seguro que las has visto alguna vez paseando por tu ciudad, se tratan de las estufas para terrazas en forma de seta que están colocadas en el exterior de muchos bares.
Y seguro que te preguntarás, ¿a qué viene la forma de seta y por qué no son de apariencia similar a un radiador común? Pues tiene una razón muy práctica y es que esta forma permite repartir el calor de manera más uniforme. La bombona de gas se engancha en la parte inferior, oculta por una estructura metálica. El calor se expulsa a través de la malla metálica que envuelve el quemador. Su forma también permite que el calor se focalice hacia abajo, llegando a alcanzar algunas hasta un incremento de diez grados por encima de la temperatura ambiental en un radio de tres metros.
Otro gran beneficio de este tipo de estufas para exteriores es que son las de menor coste.

Estufa exterior gas

El funcionamiento de estas estufas de terraza es muy simple, se conecta la bombona a través de la manguera, se abre el gas y se enciende el calentador a través de un mecanismo mecánico o eléctrico. Para regular la temperatura es tan sencillo como regular la potencia de salida.
¿Qué tipo de gas es mejor para estas estufas?
Existen dos combustibles gaseosos diferentes que se pueden utilizar en la combustión de las estufas exteriores de gas. Ambos son gases licuados del petróleo con características similares y son compatibles con los equipos de calentamiento y cocina. Estos son el gas butano y el gas propano.
Por un lado, el gas butano tiene un poder calorífico de 12,44 kWh/kg, es decir, tiene un alto rendimiento; tiene un volumen de 0,585 kg/dm3 y encontramos tres tamaños de bombonas para su uso doméstico, las de camping gas, y las de 6 kg y 12,5 kg. Su uso es recomendado para climas templados.
Por otro lado, el gas propano ofrece un poder calorífico de 13,385 kWh/kg y un volumen de 0.515 kg/dm3, es muy ligero. Se aconseja el uso de este tipo de gas en estufas de exterior debido a que el butano es más sensible al frío y tiene más dificultades a la hora de gasificar cuando la temperatura ambiental disminuye. También es recomendable para grandes consumos.
Prohibición en Francia. El pasado uno de enero de este año 2020 entró en vigor, en la ciudad francesa de Rennes, la prohibición de uso de este tipo de estufas en terrazas de bares, restaurantes y demás locales privados, alegando que se trataba de una medida ecológica que buscaba evitar las emisiones perjudiciales para la atmósfera, con la premisa de que no se debería calentar el aire de la calle.
Afirmaban que cuatro estufas de exterior a pleno funcionamiento durante ocho horas emiten el mismo dióxido de carbono que un coche recorriendo 350 km, es decir unos 14 kg de CO2 al día.
¿Tú qué opinas al respecto? ¿Crees que se trata de una medida coherente y necesaria o,por el contrario, exigirías el uso de estufas exterior durante el invierno?.