Cubertería 
Mostrando 1 - 20 de 104

Cuberterias

Si estás pensando en hacerte con una cuberteria o un juego de cubiertos nuevos, debes tener en cuenta varias características que te harán decantarte por una cubertería en concreto u otra. Antes de empezar, debes saber que las cuberterías incluyen todas aquellas piezas utilizadas tanto para servir, como para cortar, preparar y comer toda clase de alimentos, tal como veremos a continuación.
Historia de las cuberterias.
En la Antigüedad lo común era alimentarse cogiendo la comida y partiéndola con las propias manos, pero desde la Edad Media, momento en el que se comenzaron a utilizar determinados utensilios para comer, se dejaron de lado estas prácticas. En esa época, conocida por ser muy común la existencia de diferentes gremios, comenzaron a aparecer los grandes artesanos de la cubertería. El uso de estas piezas empezó siendo considerado como un lujo, nada común entre la población de a pie, hasta llegar a nuestros días, momento en el que es casi seguro encontrar cubiertos en todas las viviendas occidentales.

Tipos de cuberterías

Existen diferentes tipos de cuberterias teniendo en cuenta la cantidad de utensilios de cada modelo que incluyen. Además, en la actualidad, cabe la posibilidad de adquirir piezas sueltas, sea del tipo que sea. Por otro lado, a la hora de adquirir conjuntos de cubiertos, lo podemos hacer de diferentes formas:
Cubiertos para uso diario: con cucharas, cuchillos, tenedores y cucharillas. El total de cada una de las piezas depende del número de comensales que suelan comer alrededor de la mesa. En caso de ser dos únicas personas las que coman de manera habitual en una casa, lo aconsejable es tener doce piezas de cada; mientras que si son cuatro personas, necesitaréis, al menos, dieciocho piezas de cada cubierto. También se suelen incluir otro tipo de utensilios añadidos y de gran utilidad a la hora de servir la mesa, como el tenedor y el cuchillo de trinchar, la cuchara y el tenedor para servir ensalada, pinzas para las verduras, cazo para la sopa, cucharón o pala para cortar y servir la tarta. Además, si lo que estás buscando es una cuberteria para ocasiones especiales donde sueles tener muchos comensales, incluso hasta doce, necesitas una media entre 110 o 150 cubiertos de distintos tipos. Por un lado, un total de doce cucharas, tenedores clásicos, cuchillos de mesa y cucharillas de café; y además, piezas más especializadas para determinadas comidas, entre ellas: doce tenedores de pescado y doce cuchillos para los mismos alimentos, donde tenedores pequeños de postre, doce cucharillas de moka, además de determinados utensilios para servir la comida, como un cazo para servir sopa y potaje, un cucharón, un juego de tenedor y cuchillo para trinchar, un tenedor para servir, un cazo para la salsa, otro para el azúcar y una pala para las tartas y otros dulces.
Materiales utilizados para la fabricación de cuberterias. Actualmente en el mercado podemos encontrar diferentes opciones de cuberterías basándonos en el material utilizado para su fabricación, entre los más comunes encontramos:
Cuberterías mixtas, donde se mezclan diferentes materiales como la madera, el acero o el plástico. Suelen ser las de menor precio y las comúnmente utilizadas en el día a día. Podemos además conseguir piezas sueltas.

Cuberterías de acero inoxidable

Las cuberterias de acero inox son muy comunes como kits básicos, muy resistentes y gracias a su condición inoxidable, son totalmente aptas para limpiarlas en el lavavajillas.
Cuberterías bañadas en plata: son piezas muy económicas también, suelen estar fabricadas en alguna aleación común de metales, para posteriormente bañarlas en plata.
Cuberterías de alpaca: confeccionadas con una aleación cobre y zinc, para ser luego bañada en plata. El problema que nos podemos encontrar con estas piezas es que suelen tender a amarillearse.
Cuberterías de plata de ley: es un modelo muy clásico, de gran valor y a cuyas piezas debemos hacerles un mantenimiento específico para evitar que se ennegrezcan.
Colocación de los cubiertos en la mesa. Además de escoger una cubertería adecuada, debes saber cómo colocar cada pieza para mostrar una imagen perfecta de tu mesa delante de tus comensales. Es muy común, incluso en el día a día, colocar los cubiertos siguiendo el protocolo occidental: cucharas y cuchillos a la derecha y tenedores a la izquierda. Pero, ¿dónde va colocada cada pieza en concreto?. Pues depende directamente del orden de utilización, aquellos cubiertos que se usarán primero se colocan en la zona más alejada del plato, siendo lo más común utilizar primero el tenedor y cuchillo para los entrantes, más tarde los del pescado y por último los de la carne. La cuchara suele colocarse a la derecha pegada al plato, a no ser que el primer plato sea de cuchara. Por último, los cubiertos para postres se colocan en la parte superior del plato, de manera horizontal, con el tenedor mirando hacia la derecha y la cuchara hacia la izquierda. ¿Sabes ya qué clase de cubertería quieres para tu casa? O, si por el contrario, estás buscando un juego de cubiertos para regalar, lo más aconsejable es que regales un conjunto completo, acertarás totalmente. Si quieres ver los diferentes modelos de cuberterias que disponemos en este momento, puedes visitar nuestra tienda online.
En la sección de menaje de cocina de Modrego Hogar te ofrecemos un amplio abanico de diferentes modelos de cuberterías y juegos de cubertería compuestos por 18, 24 ó 36 piezas o cubiertos de mesa sueltos. Siempre intentamos adaptarnos a las necesidades de cubertería de cada uno de nuestros clientes. Sea cuál sea el material de la cubertería, ésta es parte esencial del set de mesa y un complemento perfecto para nuestra vajilla. tambien aprovechamos para daros algun consejo de limpieza para las cuberterias. Consejos de limpieza para las cuberterias de acero inoxidable. Cómo limpiar la cubertería correctamente para que este perfecta durante mucho tiempo Cada dia utilizamos la cuberteria y sin embargo no prestamos atención a la hora de limpiar la cubertería. ¿Sabías que siempre deberíamos secarla a mano? Siguiendo estos pasos a la hora de limpiar la cubertería de nuestros hogares, comenzaremos a notar la diferencia en el aspecto de cucharas, cuchillos y tenedores. Las cuberterías de acero son las más habituales en todos los hogares debido a su gran resistencia ante el desgaste. Pero tras varios usos, las piezas pierden ese brillo con el que las compramos y parecen sucios aunque estén recién fregados. Incluso la suciedad comienza a marcarse con más facilidad. Lavar la cubertería a mano con agua y jabón usando la parte suave de la esponja, salvo que haya algún resto más complicado, para lo que emplearemos la cara áspera. Aclarar con agua. Secar inmediatamente después. Solemos dejar los cubiertos escurriendo, pero lo mejor para que no aparezcan manchas es secarlos tras fregarlos a mano. En caso de que no puedas fregarlos después de comer, no los dejes en remojo. Acláralos para que no queden restos que puedan endurecerse y déjalos en el fregadero, pero nunca dentro de recipientes con agua. En el caso de que tu cubertería tenga el mango de madera, deberás lavarla también a mano, ya que la madera sufriría mucho en el lavavajillas. Y en este caso es aún más importante secarlos al momento para que no absorban la humedad. Cuando la madera comience a verse más desgastada, puedes pasar un algodón con unas gotas de aceite de oliva o corporal por los mangos para que recuperen su buen aspecto. Si tenemos lavavajillas, es conveniente utilizar el cesto que viene con ellos especialmente indicado para colocar los cubiertos. De este modo no chocará con el resto de la vajilla pero es importante que tampoco saturemos con muchísimos cubiertos este cesto porque no se limpiarán bien y pueden arañarse entre sí. Cómo recuperar el brillo de una cubertería de acero. Cuando notes que el brillo comienza a desaparecer, solo tienes que mezclar una parte de vinagre con tres de agua y usar la mezcla para humedecer en ella un paño. Frótalo en cada pieza de tu cubertería de acero, aclara con agua y seca con un paño limpio. Verás el resultado al instante.

Comprar cubertería acero inoxidable

Cada pieza que compone el juego de una cubertería acero inoxidable cumple una función determinada y especial. Todos conocemos las piezas de cubertería básicas como la cuchara, el tenedor y el cuchillo pero el mundo que rodea a estos instrumentos es más amplio y cada uno tiene un tamaño y un trabajo determinado y específico en la mesa. La composición básica de cualquier cubertería acero inoxidable es: cuchara de mesa, tenedor de mesa, cuchillo de mesa y cuchara de postre, pero se puede ir ampliando la cubertería con otras piezas de cubertería como cubiertos de carne o pescado u otras piezas de servir.

Cuberterías baratas

Tenemos preparado para ti un surtido de cuberterias baratas de diferentes calidades, para que tengas la mejor relacion calidad precio en la compra de tus cuberterias baratas. Descubre los modelos diferentes de cubertería que hemos seleccionado para ti en nuestra tienda online y elige la que mejor se adapte a tus necesidades. Podrás seleccionar juegos de cubertería para uso diario y otros para acontecimientos especiales con familia y amigos. También contamos con piezas de cubertería sueltas o cubiertos más específicos como cuchara de servir, cubiertos infantiles o cuchillos de pelar y untar. Además contamos con piezas de cubertería especiales para el marisco. Todos nuestros productos están fabricados por las mejores marcas del mercado de cubertería como Ambit o Arcos entre otras muchas marcas de cubertería y cuentan con la garantía de calidad de Modrego Hogar. No dejes que tu mesa se quede incompleta y elige ya tu juego de cubertería a un precio increíble. Pide hoy y recíbelo en un plazo aproximado de 48/72 horas en tu casa. Comprar cubertería es muy sencillo. No hay mejor tienda online que ModregoHogar.com para comprar cubertería online. Elige tu cubertería favorita y cómprala ya al mejor precio. Además servimos los productos de cuberterias con los precios más baratos de transporte a todas las ciudades de España: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo, Gijón, Hospitalet de Llobregat, Vitoria-Gasteiz, A Coruña, Granada, Elche, Oviedo, Badalona, Terrassa, Cartagena, Jerez de la Frontera, Sabadell, Móstoles, Santa Cruz de Tenerife, Alcalá de Henares, Pamplona, Almería, Fuenlabrada, Leganés, Donostia, San Sebastián, Getafe, Burgos, Santander, Albacete, Castellón de la Plana, Alcorcón, San Cristóbal de La Laguna, Logroño, Badajoz, Huelva, Salamanca, Marbella, Lleida, Dos Hermanas, Tarragona, Torrejón de Ardóz, León, Mataró, Parla, Algeciras, Cádiz, Santa Coloma de Gramenet, Jaén, Alcobendas, Ourense, Reus, Telde, Barakaldo, Lugo, Girona, Santiago de Compostela, San Fernando, Cáceres, Las Rozas de Madrid, Las Roquetas de Mar, Lorca, Sant Cugat del Vallès, El Ejido, El Puerto de Santa María, San Sebastián de los Reyes, Cornellà de Llobregat, Melilla, Pozuelo de Alarcón, Coslada, Ceuta, Torrevieja, Talavera de la Reina, Guadalajara, Toledo, Rivas-Vaciamadrid, Chiclana de la Frontera, Pontevedra, Sant Boi de Llobregat, Torrent, Orihuela, Avilés, Arona, Palencia, Vélez-Málaga, Getxo, Mijas, Fuengirola, Rubí, Alcalá de Guadaíra, Gandía y Manresa.