Estufas de gas  
Mostrando 1 - 14 de 14

Estufas de gas

Las estufas de gas son aquellos dispositivos de calefacción que funcionan a través de la combustión de algunos gases provenientes del petróleo. Se recomienda el uso de la estufa de gas en lugares de gran tamaño, debido a que tienen una mayor potencia, lo que hace que el calor se propague de una forma más eficiente por toda la estancia donde se encuentra ubicada.
La estufa de gas es uno de los tipos de estufa mas económicos, debido al bajo coste de las bombonas de gas y a su larga duración.
Tras el invento de la estufa de leña, todas usaban este material a modo de combustible, lo que llevo a una sobreexplotación y su consecuente escasez, lo que derivó en un ascenso en su precio. Por esta razón se comenzó a buscar otras alternativas de combustible entre los recursos naturales, como puede ser el gas. Fue el inglés James Sharp quien creo la patente de la primera estufa de gas propano, la cual, en sus comienzos, no tuvo mucha aceptación, ya que se le consideraba como un combustible venenoso y potencialmente explosivo, además aseguraban que estropeaba la comida.
Se tardaron varios años en acabar con estas especulaciones y se empezó a construir un sistema de suministro de gas en las grandes ciudades; y, para paliar el fuerte olor, y gracias a los avances en química, se encontró un derivado de gas más aceptado para este tipo de uso, el queroseno.

Tipos de estufas de gas

Entre las estufas de gas encontramos tres tipos bien diferenciados:
Estufa de gas catalítica. La estufa de gas catalítica dispone de una esponja por la que sale el gas. Esta clase de estufas de gas emiten menos calor a través de radiación debido a que la combustión sucede a una temperatura inferior, lo que disminuye el riesgo de quemaduras, pero expulsa más calor que otros modelos a través de convección.
Estufa de gas llama azul. Las estufas de gas llama azul disponen de un quemador en el que se ve una llama azul. Funcionan por radiación debido a una llamarada más caliente. El mantenimiento es más fácil que el de las estufas catalíticas.
Estufa de gas por infrarrojos. La estufa de gas por infrarrojos puede alcanzar grandes potencias. Emite el calor por radiación y gracias a su estructura es capaz de llegar a temperaturas más altas.
Las estufas de gas funcionan a través de la combustión de gases que se encuentran dentro de una bombona, la cual se regula con una válvula. Los gases utilizados suele ser butano en tanques o gas natural a través de tuberías. Para comenzar a utilizar una estufa de gas se debe abrir la llave de la válvula que regula la presión para permitir que el gas fluya. Para un mejor funcionamiento se puede purgar el tubo para vaciar el aire. Cuando está todo listo, se procede al encendido. En caso de disponer de una estufa con sistema piezoeléctrico, se presiona el botón para conseguir que salte la chispa y por ende se encienda la llama; si no tiene este innovador sistema, se enciende de la manera tradicional, prendiendo la llama directamente en la cámara. En este momento se deja el regulador pulsado unos segundos y se va soltando suavemente. Una vez se haya encendido la estufa, dejamos el regulador colocado en el nivel medio. Cuando queramos apagar la estufa, basta con cerrar la llave del regulador.
A través de la quema del combustible gaseoso se consigue la emisión de calor, vapor de agua y dióxido de carbono, a medida que disminuye el nivel de oxígeno en el ambiente, es por eso que es aconsejable que la estancia este ventilada.
Ventajas, desventajas y otras curiosidades de las estufas de gas Se trata de un sistema de calefacción más económico que otros, tal como comentábamos con anterioridad, debido al bajo coste de las bombonas y a su larga duración; además, consiguen alcanzar una temperatura más elevada que las estufas eléctricas.
Pero no todo son cosas positivas, estas estufas también tienen algunos problemas: su gran tamaño y peso dificultan su colocación y sustitución; además, el precio inicial suele ser mas elevado que el de las estufas eléctricas. También, su mal uso puede suponer serios problemas, como la emisión de monóxido de carbono, gas toxico muy perjudicial para la salud. Para terminar, queremos comentaros, a modo de curiosidad, una serie de datos al respecto de este sistema de calefacción: El color azul de la llama es símbolo de una correcta combustión, resultado de una apropiada combinación de gas y oxigeno; mientras que cuando el color se torna más amarillo, representa un resultado peor debido a una mayor concentración de monóxido de carbono.
El componente principal de estos gases es el metano y se considera el más limpio de los combustibles fósiles.
Se extrae a través de yacimientos subterráneos, y dependiendo de cual se saque, la composición y el poder calorífico del gas varia.
Este tipo de combustible se introdujo en España en el año 1969 en la ciudad de Barcelona.
Como has podido observar, las estufas de gas son una opción económica para calentar tu hogar o negocio, además, tal como ya hemos comentado consiguen aportar una mayor temperatura que otros sistemas. A pesar de ello, su uso también supone algunos inconvenientes, mencionados anteriormente. Así que en tus manos esta barajar las posibilidades y optar por la que mejor se adapte a tus necesidades. Nosotros te hemos contado todo lo que sabemos, ahora tu eliges.
Las estufas de gas son la fuente de calor más tradicional del hogar. Aunque antiguamente suponían una fuente de riesgo, hoy en día se ha avanzado con diferentes elementos de seguridad como por ejemplo incluyendo controladores de oxigeno o sistemas antivuelco. Además las estufas de gas son muy fáciles de transportar gracias a las ruedas multidireccionales que normalmente incluyen.

Estufas de gas baratas

Con las estufas de gas se consigue el calor con la combustión de gas en un quemador. Las estufas de gas son un sistema de muy económico, rápido y eficaz. Echa un vistazo a nuestro catálogo de estufas de gas baratas para encontrar la ideal para calentar tu hogar. En Modrego Hogar tenemos una gran de modelos de las mejores estufas de gas. Existen varios tipos de estufas de gas baratas, como estufas de gas radiante, estufas de gas catalíticas o estufas de gas de llama azul, como por ejemplo el modelo Estufa gas TMC blue belle chic burdeos sin termo. Este modelo de estufa de gas de llama azul cuenta con un moderno diseño. Además, gracias a su sistema de encendido piezoeléctrico, te proporcionará una mayor seguridad.
Para elegir el tipo de estufa ideal para tu hogar deberás tener en cuenta la estancia en la que vas a colocar la estufa, ya que dependiendo de su tamaño deberás elegir una estufa de gas u otra. También deberás tener en cuenta la ventilación de la estancia, ya que consumen el oxígeno de la estancia. Lo recomendable es utilizar las estufas de gas en estancias con más de 20 m2, como salones, estudios o comedores.

Precios de estufas de gas

En la sección de estufas de gas podrás encontrar una selección con las mejores estufas de gas al mejor precio. Compra ahora las mejores estufas de gas gracias a nuestros grandes descuentos. Cuando utilices tu estufa de gas de llama azul, catalítica o radial, ten en cuenta las medidas de seguridad necesarias.
Además servimos los productos de estufas de gas con los precios más baratos de transporte a todas las ciudades de España: Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, Murcia, Palma de Mallorca, Las Palmas de Gran Canaria, Bilbao, Alicante, Córdoba, Valladolid, Vigo, Gijón, Hospitalet de Llobregat, Vitoria-Gasteiz, A Coruña, Granada, Elche, Oviedo, Badalona, Terrassa, Cartagena, Jerez de la Frontera, Sabadell, Móstoles, Santa Cruz de Tenerife, Alcalá de Henares, Pamplona, Almería, Fuenlabrada, Leganés, Donostia, San Sebastián, Getafe, Burgos, Santander, Albacete, Castellón de la Plana, Alcorcón, San Cristóbal de La Laguna, Logroño, Badajoz, Huelva, Salamanca, Marbella, Lleida, Dos Hermanas, Tarragona, Torrejón de Ardóz, León, Mataró, Parla, Algeciras, Cádiz, Santa Coloma de Gramenet, Jaén, Alcobendas, Ourense, Reus, Telde, Barakaldo, Lugo, Girona, Santiago de Compostela, San Fernando, Cáceres, Las Rozas de Madrid, Las Roquetas de Mar, Lorca, Sant Cugat del Vallès, El Ejido, El Puerto de Santa María, San Sebastián de los Reyes, Cornellà de Llobregat, Melilla, Pozuelo de Alarcón, Coslada, Ceuta, Torrevieja, Talavera de la Reina, Guadalajara, Toledo, Rivas-Vaciamadrid, Chiclana de la Frontera, Pontevedra, Sant Boi de Llobregat, Torrent, Orihuela, Avilés, Arona, Palencia, Vélez-Málaga, Getxo, Mijas, Fuengirola, Rubí, Alcalá de Guadaíra, Gandía y Manresa.