Técnicas, consejos y herramientas para la recogida de la oliva

España es el país número uno tanto en producción de aceitunas, como de áreas cultivadas y rendimiento en kg.

Gran parte de España reúne las condiciones idóneas para el cultivo del olivo. Ya sea por el clima con largos y cálidos veranos e inviernos que son cortos y templados, o por las lluvias que se frecuentan en primavera para la floración. Sitios donde hay montañas que dan lugar a diferentes terrenos y diferentes entornos.

Hay más de trescientos millones de olivos repartidos en cuatro regiones que son: Andalucía, Zona Centro, Extremadura y Catalunya.

¿Cómo se recogen las olivas?

Las olivas son recogidas mediante el Verdeo, y hay diferentes técnicas

El ordeño: recoger la oliva una a una es un método más tradicional y es como la oliva no sufre ningún daño, pero sin duda es un proceso lento.

El vareo: es darle con una vara hasta que caigan todas encima de la lona, al no ver a que le estas dando con la vara la oliva sufre bastantes daños.

Vibrador mecánico: consta de un motor y de un extremo en forma de palo, pero pesa bastante y por lo tanto es más incomodo el trabajo.

Mano de olivo: Es un rastrillo para llegar donde no ha llegado la vara.

Vareador mecánico: Son realmente eficaces. Ahorras mucho trabajo a la hora de recolectar la oliva, al igual que tiempo. Un extremo es un peine que va moviendo las ramas del olivo haciendo así que caigan las olivas encima de la lona que se coloca previamente debajo del olivo. Además gracias a la extensión del palo no hace falta que subirse a una escalera o a la rama del olivo, por lo tanto es más seguro para los recolectores y no daña a la corteza del árbol.

Ventajas de usar un vareador mecánico

  • Los vareadores mecánicos tienen suficiente alcance como para llegar a la copa del árbol por lo que no se necesitará escalera y se reducirán los riesgos.
  • El movimiento regular y constante de los vareadores mecánicos evita que se dañe la corteza del árbol. También reduce el riesgo de que el olivo tenga enfermedades generadas por un mal vareo.
  • EL vareo con estas máquinas aumentan la rapidez y eficacia en el trabajo respecto al vareo manual.
  • Son máquinas ergonómicas y cada vez se fabrican más ligeras lo que favorece el manejo y reduce la fatiga del trabajador que soporta largas jornadas de trabajo.

Tipos de vareadores mecánicos:

  • Vareador de peine

Es el menos agresivo con el árbol, sus varillas agitan las puntas de las ramas para hacer caer la oliva. Podría llegar a resentir la oliva por golpearla con las varillas.

 

  • Vareador de gancho

Tiene un gancho en forma de V que se coge a la rama y emite vibraciones que hacen que caiga la oliva al suelo sin dañarse. Puede llegar a dañar la rama lo que puede repercutir en la siguiente cosecha.

Ambas opciones pueden funcionar a batería eléctrica o a gasolina y están disponibles en diferentes potencias. Los vareadores a batería resultan más ligeros y eficientes, nuestra recomendación es que si usas un vareador eléctrico tengas más de una batería para intercambiarla cuando se agote la que estas usando. Si por el contrario usas un vareador a gasolina debes llevar contigo un bidón gasolina para rellenar el tanque del vareador.

¿Cómo se utiliza el vareador mecánico?

Noviembre es el mes para recolectar las olivas para la mesa.  En enero y febrero se recolectan las que serán utilizadas para hacer el aceite.

El primer paso será colocar una lona o plástico bajo el árbol de forma que cuando caigan las olivas no toquen el suelo. De esta forma también será más fácil recogerlas después.

Una vez tengamos la lona colocada toca elegir un punto desde el que comenzar el vareo e ir girando poco a poco según se vaya avanzando. Recuerda siempre varear de dentro hacia afuera.

Para realizar vareo con peine se debe colocar de forma lateral a la rama, es la mejor manera para no dañar la oliva con las varillas del peine y de no dañar las ramas.

Saber varear en el lugar adecuado será la clave para garantizar la máxima eficacia. Observa siempre según vayas trabajando, para ajustar la precisión con la que realizas el vareo.

Finalmente se recoge la oliva de la lona que previamente se ha colocado lo más rápido posible desde que cayó para conseguir un aceite de oliva con la mayor calidad posible.

 

La seguridad es lo primero

Recuerda siempre utilizar unas gafas protectoras ya que te pueden saltar olivas a los ojos.

Si se te engancha el vareador lo primero que hay que hacer es apagar la máquina y una vez esté apagada se procede a desenganchar el vareador con cuidado.

Las ramas jóvenes hay que tratarlas con cuidado ya que serán las que te den la siguiente generación de olivas.

 

Visita nuestra tienda online www.modregohogar.com y encuentra el vareador de olivas que necesitas para la recolección de esta temporada.

Categorías de Jardinería



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *